PejeLeaks descubrió 15 nuevas propiedades que la familia Monreal acumuló en menos de 10 años. Once de ellas, fueron adquiridas con el apoyo de Grupo Plata, beneficiado por el gobierno de Monreal en Zacatecas.

Ricky Riquín Monrealín

PejeLeaks descubrió 15 nuevas propiedades que la familia Monreal acumuló en menos de 10 años. Once de ellas, fueron adquiridas con el apoyo de Grupo Plata, beneficiado por el gobierno de Monreal en Zacatecas.

Ricardo Monreal Ávila, actual coordinador territorial de MORENA y uno de los principales operadores políticos de Andrés Manuel López Obrador, es un hombre que valora las amistades. En octubre de 2015, después del fallecimiento del senador Tomás Torres Mercado y del empresario Humberto Godoy Castañeda, ambos amigos suyos, Monreal publicó en Milenio Diario una columna para recordarlos. “Cada persona que pasa por nuestras vidas deja mucho de sí y se lleva más de nosotros. Queda como epitafio un pensamiento de Benjamin Franklin: ‘Un padre es un tesoro, un hermano es un consuelo: un amigo es ambos’”, escribió el entonces jefe delegacional de Cuauhtémoc en la Ciudad de México.

Efectivamente, Humberto Godoy le dejó “mucho” a Monreal y su familia, fue un “tesoro” para ellos, y viceversa. Diversos medios han publicado a lo largo de los años la estrecha relación entre ambos. Sin embargo, todavía quedaba historia por contar. Este reportaje documenta 15 nuevas propiedades descubiertas por PejeLeaks que la familia Monreal ha acumulado en tan solo 10 años. Once de ellas, fueron adquiridas con el apoyo de Godoy, su familia y sus socios.

En 2017, el diario El Universal reveló que Catalina Monreal Pérez, la hija mayor de Ricardo Monreal, era socia de Grupo Multiservicios La Plata, empresa fundada por Humberto Godoy, la cual posee siete gasolineras en Zacatecas. En 2006, con apenas 20 años de edad, Catalina Monreal fue “invitada” a comprar acciones de la compañía como pago del gran favor que su padre le había hecho a Godoy, pues durante el gobierno de Ricardo Monreal en Zacatecas, Godoy recibió contratos públicos por casi 100 millones de pesos.

A través de una investigación en los registros públicos de Zacatecas y Jalisco, PejeLeaks descubrió que el premio recibido por Catalina Monreal era solo la punta del iceberg. De 2008 a 2016, los tres hijos y la esposa de Ricardo Monreal incrementaron considerablemente su patrimonio gracias al apoyo de Humberto Godoy, su familia y sus socios de negocios, quienes dotaron a los Monreal de numerosas casas y terrenos vendiéndoles a precios muy bajos o asociándose con ellos para adquirir propiedades. En menos de una década, los Monreal adquirieron seis lotes en tres diferentes fraccionamientos de Zacatecas y Jalisco, más cinco terrenos distribuidos en la ciudad de Zacatecas y en el municipio zacatecano de Fresnillo. Quien más prosperó fue Ricardo Monreal Pérez, el hijo del ex jefe delegacional de Cuauhtémoc, quien además de los beneficios que recibió de la familia Godoy, compró por su cuenta cuatro terrenos más en el municipio de Guadalupe entre 2015 y 2017.

Toda esta riqueza se acumulaba mientras Ricardo Monreal Ávila era senador del PRD y del PT (2006-2012), coordinador de campaña de Andrés Manuel López Obrador (2012), diputado del Movimiento Ciudadano (2012-2014) y jefe de la delegación Cuauhtémoc en la Ciudad de México (2015-2018), a lo cual se añade el enriquecimiento del que también disfrutó Catalina Monreal, quien como demostró PejeLeaks en un reportaje previo, ganaba injustificadamente más dinero que el presidente de la República cuando trabajó en el INFONAVIT, se compró de contado una casa de 9 millones de pesos en la Ciudad de México, y con su madre y sus hermanos construyó un hotel y fundó una empresa constructora en Jalisco.

La política es un buen negocio. Las amistades son un excelente negocio, “un tesoro”, como diría Ricardo Monreal. La corrupción y el cinismo han sido la característica principal de la familia Monreal desde hace mucho tiempo y cada investigación que se hace sobre ella, revela más irregularidades y más deshonestidad. La historia que se narra a continuación, con todos los detalles y las evidencias necesarias, es también un adelanto de lo que podría ser el gobierno de Andrés Manuel López Obrador si MORENA triunfa en las elecciones de julio. No la escalera barrida desde arriba, sino políticos y empresarios que se hacen millonarios gracias a asociaciones corruptas, las cuales quedarán impunes, pues como demostraron López Obrador y su candidata a Secretaría de la Función Pública, Irma Sandoval, en el caso de Layda Sansores, cualquier acto de corrupción de un lopezobradorista, sin importar si las evidencias están frente a los ojos, será negado y calificado como “guerra sucia”.

El negocio de la amistad

PejeLeaks descubrió que la relación de amistad entre Ricardo Monreal y Humberto Godoy ha sido más fructífera de lo que los medios han reportado hasta ahora. Información inédita en poder de PejeLeaks documenta que los hijos y la esposa de Ricardo Monreal han acumulado al menos 11 propiedades con el apoyo de Humberto Godoy, su familia y sus socios. Sin embargo, para comprender la cercanía entre ambos, es necesario conocer la historia detrás de esta redituable relación.

Grupo Constructor Plata fue una de las empresas consentidas del gobierno de Ricardo Monreal en Zacatecas. En tan solo dos años, de 2002 a 2004 (Monreal gobernó la entidad de 1998 a 2004), esta empresa recibió contratos de obra pública por cerca de 100 millones de pesos de al menos tres secretarías: la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado, la Junta Estatal de Caminos y la Secretaría de Obra Pública. En apariencia, los contratos estaban justificados. Grupo Constructor Plata es parte de Grupo Plata, un conglomerado empresarial con negocios en diferentes ramos, como el inmobiliario y el energético, y al momento de ser contratada, la empresa había construido ya algunos desarrollos habitacionales y varias obras de infraestructura civil. Sin embargo, también había estado involucrada en escándalos de corrupción, pues desde antes de que concluyera su gestión, Monreal fue acusado por la prensa de favorecer indebidamente a Grupo Constructor Plata, señalamientos que el ahora coordinador territorial de MORENA desmintió en varias ocasiones.

Curiosamente, fue el mismo Ricardo Monreal quien aportó una prueba de las irregularidades que se le imputaban. Grupo Constructor Plata era propiedad de Humberto Godoy Castañeda y de Guadalupe Bañuelos Robles. En octubre de 2015, Humberto Godoy falleció en un accidente aéreo, y para recordarlo Monreal le dedicó unas líneas de su columna en Milenio Diario. “Humberto Godoy Castañeda era el presidente de Grupo Plata, ingeniero, dedicado a la construcción y a la edificación de infraestructura industrial”, escribió Monreal. “Lo conocí en los inicios de los 90; empresario audaz (…), amigo sincero. (…) Carlos, su hijo menor, mi ahijado, es su réplica.” Es decir, Ricardo Monreal le dio contratos por casi 100 millones de pesos a un amigo íntimo, padre de su ahijado, lo cual es un flagrante conflicto de interés, ya que cuando el gobierno de Zacatecas asignó los contratos, Ricardo Monreal y Humberto Godoy tenían alrededor de diez años de conocerse.

Pero los contratos tuvieron un costo. Humberto Godoy “regresó” el favor convirtiendo a Catalina Monreal, la hija mayor de Ricardo Monreal, en una exitosa empresaria. Así, en 2006, Humberto Godoy y Guadalupe Bañuelos “invitaron” a Catalina Monreal a ser accionista de Grupo Multiservicios La Plata, compañía que posee siete gasolineras distribuidas a lo largo de Zacatecas, como documentó El Universal en 2017. Catalina Monreal tenía apenas 20 años y era estudiante de licenciatura, pero aun así le “alcanzó” para invertir más de un millón de pesos en acciones.

Mediante una investigación documental, realizada principalmente en los archivos de la Dirección de Catastro y Registro Público de la Secretaría de Finanzas de Zacatecas, así como en la Dirección del Registro Público de la Propiedad y de Comercio de Jalisco, PejeLeaks descubrió que la “invitación” a Catalina Monreal no fue el único favor que Humberto Godoy, su familia y sus socios le hicieron a los Monreal. Desde 2008, los hijos y la esposa de Ricardo Monreal han recibido casas y terrenos de la familia Godoy y sus asociados, o han sido ayudados para hacer negocios. La relación de Ricardo Monreal con Humberto Godoy habría sido, más que una amistad, una especie de inversión. Gracias a los multimillonarios contratos que les dio a las empresas de Grupo Plata cuando fue gobernador, Monreal habría asegurado el bienestar económico de su familia.

Una dotación familiar

En 2008, dos años después de que Catalina Monreal fuera convertida por Humberto Godoy en empresaria, los tres hijos de Ricardo Monreal le compraron terrenos a Grupo Constructor Plata en el fraccionamiento Conde Santiago de la Laguna, ubicado en el municipio de Fresnillo, Zacatecas. Las operaciones se realizaron el mismo día (18 de marzo de 2008) y el precio fue casi idéntico en todos los casos.

Así, según consta en la escritura número 1702, disponible en los archivos de la Dirección de Catastro y Registro Público, Catalina Monreal compró el lote 31 de la manzana 1 por $217,360 pesos. Ricardo Monreal Pérez, su hermano, compró el lote 39 de la manzana 4 por $215,774 pesos, de acuerdo con la escritura número 1703, y María Monreal, la menor de los hijos de Ricardo Monreal, adquirió el lote 40 de la manzana 4 (es decir, a un lado de su hermano) también por $215,774 pesos, como indica la escritura número 1704.

Las transacciones podrían parecer normales, pero hay varios elementos que permiten suponer que se trató de otro pago de favores de la familia Godoy a los Monreal. El primero de ellos es la edad que tenían los hijos de Ricardo Monreal al momento de realizarse las adquisiciones. Catalina Monreal tenía solo 22 años y no percibía ingresos de Grupo Multiservicios La Plata, como ella misma declaró a El Universal; Ricardo Monreal Pérez tenía 19 años, y María Monreal ni siquiera era mayor de edad, pues apenas tenía 16. ¿De qué manera una joven que está concluyendo sus estudios universitarios, y sus hermanos, un hombre que apenas rebasó la mayoría de edad y una hermana adolescente, obtienen más de 200 mil pesos para comprarse terrenos?

La respuesta podría estar en los mismos documentos consultados. De acuerdo con las escrituras 1703 y 1704, quien adquirió los lotes de Ricardo y María Monreal Pérez fue su madre, María de Jesús Pérez Guajardo, quien es mencionada por el notario público como la “gestora de negocios” de sus hijos. En mayo de 2015, asambleístas del PRD en la Ciudad de México denunciaron que María Pérez Guajardo era una especie de prestanombres de Ricardo Monreal, pues mientras este declaraba poseer solo un departamento, su esposa era dueña de al menos 11 propiedades repartidas en Zacatecas y la Ciudad de México. La compra de los lotes “a nombre” de sus hijos podría ser otra operación para ocultar propiedades, pues los verdaderos compradores podrían no ser los hijos, sino los padres, y particularmente Ricardo Monreal, que fue quien ayudó a Grupo Constructor Plata a volverse una empresa de gran tamaño gracias a las decenas de millones de pesos de contratos en contratos públicos. Cuando se realizaron las compras de los lotes, Ricardo Monreal otra vez ejercía un cargo público, pues era senador por el PRD.

Por otro lado, en ninguna de las escrituras que certifican la operación de compraventa se especifica el método de pago utilizado. Catalina, Ricardo y María Monreal Pérez habrían desembolsado más de 600 mil pesos juntos, pero no es posible saber si lo hicieron en efectivo o si crearon una hipoteca. Esto abre también las puertas a que en realidad no se haya realizado ningún pago. La falta total de transparencia resalta tratándose de una transacción entre los hijos y la esposa de Monreal y una empresa a la que el político zacatecano benefició como gobernador.

Pero estas no serían las únicas propiedades. En 2011, cuando Ricardo Monreal era senador, esta vez por el PT, María Pérez Guajardo, su esposa, también tendría su recompensa, pues Grupo Constructor Plata le vendió dos lotes en la sección “Barones” del fraccionamiento Las Quintas, localizado en Guadalupe, Zacatecas, mismo que la empresa desarrolló y opera en su totalidad. La compraventa se llevó a cabo el 6 de diciembre de 2011, y María Pérez Guajardo pagó un total de $502,440 pesos. De nueva cuenta, en la escritura, cuyo número es el 4037, no se dice de qué manera fueron pagadas las propiedades.

Finalmente, en 2012 Humberto Godoy, esta vez por su cuenta y no por medio de Grupo Constructor Plata, le haría un último favor a Ricardo Monreal antes de fallecer. El 6 de enero de 2012 en Fresnillo, Zacatecas, Humberto Godoy y María Monreal -quien, como se dijo, es la hija menor de Ricardo Monreal- adquirieron “en mancomún” un terreno por 2 millones de pesos. Según datos contenidos en la escritura 4102, Humberto Godoy puso $720,000 pesos, mientras que María Monreal habría pagado $1,280,000, algo difícil de creer, pues el pago se hizo en efectivo y la hija de Monreal solo tenía 19 años de edad y no desempeñaba ninguna actividad profesional ni empresarial, según la información reunida por PejeLeaks. Quienes vendieron la propiedad a Humberto Godoy y María Monreal fueron los hermanos Juan Pablo, Alfonso y María de Lourdes Diez de Sollano Navarro, tres personas desconocidas que llaman la atención porque ni siquiera eran de Zacatecas, sino de Zapopan, Jalisco, y estaban de paso por Fresnillo.

De esta manera, pocos años después de haber sido beneficiados por el gobierno de Ricardo Monreal, Humberto Godoy y su Grupo Constructor La Plata habían aumentado el patrimonio de la familia del ex gobernador: en 2006, acciones en gasolineras para Catalina Monreal; en 2008, casas para Catalina, Ricardo y María, los hijos del hoy coordinador de MORENA; en 2011 dos casas para su esposa, María Pérez Guajardo, y en 2012 un terreno más para María Monreal. La inversión había dado sus frutos, pero aún daría más.

Todos te lo agradecemos, Monreal

El beneficio obtenido por los Monreal fue completo. No solo Humberto Godoy, sino también sus familiares y sus socios, hicieron negocios con los hijos de Ricardo Monreal.

El 10 de junio de 2014, cuando Ricardo Monreal era diputado del Movimiento Ciudadano, su hijo, Ricardo Monreal Pérez, adquirió de contado un amplio terreno de 1295 m2 en Amaranto Residencial, un desarrollo habitacional ubicado en Zapopan, Jalisco. La escritura número 5369, disponible en los archivos de la Dirección del Registro Público de la Propiedad y de Comercio de Jalisco, indica que el costo del terreno fue de $1,813,000 pesos, y que el vendedor fue René Godoy Castañeda, el hermano de Humberto Godoy, dueño de Grupo Constructor Plata y, como se ha dicho, amigo íntimo de Ricardo Monreal Ávila.

Al año siguiente, el 26 de noviembre de 2015, Ricardo Monreal Pérez volvió a asociarse con la familia Godoy, esta vez con Rocío Flores López, la viuda del recientemente fallecido Humberto Godoy. En ese momento, Ricardo Monreal había logrado una de sus mayores ambiciones, pues se había convertido en jefe delegacional de Cuauhtémoc en la Ciudad de México, lo que lo perfilaba como posible candidato a gobernar la capital del país. Su hijo Ricardo y Rocío Flores adquirieron dos lotes en la Manzana del Rey David, la cual se ubica cerca de Universidad, una de las avenidas de mayor desarrollo urbano y corporativo de la ciudad de Zacatecas. El primer lote tuvo un costo de $772,629 pesos y el segundo costó $759,018 pesos, dando un total de $1,531,647 pesos. Monreal Pérez y Rocío Flores pagaron de contado, y se dividieron el costo total, por lo que cada uno puso $765,823.50 pesos, como consta en la escritura 7110 del archivo de la Dirección de Catastro y Registro Público de Zacatecas.

Al día siguiente, el 27 de noviembre de 2015, según la escritura número 7111, Ricardo Monreal Pérez se compró otro terreno, esta vez en el poblado rural de Villa Guadalupe en el municipio de Fresnillo, Zacatecas. Esta propiedad destaca por varias razones: sus dimensiones son enormes, ya que mide 17,183 m2, es decir, 1.7 hectáreas; considerando el tamaño, el costo fue modesto, pues Monreal Pérez tuvo que pagar solamente $515,493 pesos, y el vendedor de la tierra fue Moisés Bañuelos Robles, hermano de Guadalupe Bañuelos, copropietaria de Grupo Constructor Plata, la empresa beneficiada por Ricardo Monreal en Zacatecas, y de Grupo Multiservicios La Plata, la compañía de gasolineras que “invitó” a Catalina Monreal a comprarle acciones y hacer negocios.

En tan solo dos días, el hijo de Ricardo Monreal desembolsó 1.2 millones de pesos y se hizo de dos propiedades en dos estados diferentes, gracias a la viuda de Humberto Godoy y al hermano de su socia de negocios y socia también de su hermana, Catalina Monreal. Las amistades cultivadas por Ricardo Monreal Ávila eran muy redituables.

En 2016, por tercer año consecutivo, Ricardo Monreal Pérez se compró una propiedad en Zacatecas, y por segunda vez, fue la viuda de Humberto Godoy con quien hizo negocios. Así, el 19 de febrero de 2016 el hijo de Ricardo Monreal adquirió otro inmueble en la avenida Universidad de la ciudad de Zacatecas por $654,147 pesos, los cuales pagó de contado a Rocío Flores, tal como se indica en la escritura número 7254.

Ricardo Monreal Pérez, el joven hijo de Ricardo Monreal Ávila, el entonces influyente jefe delegacional de Cuauhtémoc -quien seguía alimentando su ambición de ser el jefe de gobierno de la Ciudad de México, para luego aspirar a la presidencia de la República-, se estaba volviendo extraordinariamente próspero mediante relaciones dudosas. Un verdadero Ricky Riquín Monrealín que no pertenece a MORENA, pero que, como sus hermanas Catalina y María, y su madre, María Pérez, había prosperado al amparo de uno de los líderes más conocidos del lopezobradorismo.

Ricky Riquín Monrealín

Como documentó PejeLeaks en reportajes anteriores, Catalina Monreal se volvió millonaria mientras su padre ejercía cargos públicos. Ganaba injustificadamente más dinero que el presidente de la República cuando trabajaba en el INFONAVIT, construyó con sus hermanos y su madre un hotel, fundó una empresa constructora y se compró una casa de 9 millones de pesos en una exclusiva colonia de Coyoacán, en la Ciudad de México. Menos mediático, su hermano Ricardo Monreal Pérez siguió un camino parecido, con la única diferencia de que él no ha sido funcionario público y de que se desconoce el origen de sus ingresos.

Como se mencionó anteriormente, en 2008, cuando su papá era senador del PRD, Monreal Pérez adquirió un lote en el fraccionamiento Conde Santiago de la Laguna, en Zacatecas; en 2014, cuando su padre fungía como diputado del Movimiento Ciudadano, Monreal Ávila se hizo de una casa en el fraccionamiento Amaranto Residencial, en Jalisco; en 2015 y 2016, cuando su padre era jefe delegacional en la Ciudad de México, el joven Monreal Pérez compró tres lotes en la ciudad Zacatecas y un inmenso terreno en el municipio de Fresnillo, todo esto directamente relacionado con Humberto Godoy, su familia y sus socios de negocios, contratistas consentidos de Ricardo Monreal Ávila durante su periodo como gobernador de Zacatecas.

A esto habría que añadir dos datos más: en 2015, Monreal Pérez compró un terreno en la colonia Juárez que después, pese a ser una zona prohibida al comerció, transformó junto con sus hermanas y su mamá en un hotel, y también con su madre y sus hermanas, fundó la empresa constructora y de mantenimiento industrial Sofamon, según documentó PejeLeaks en un reportaje anterior.

A estos hallazgos se agregan nuevas propiedades. PejeLeaks descubrió que el 30 de diciembre de 2015, Ricardo Monreal Pérez compró un terreno en Guadalupe, Zacatecas, por $161,790 pesos. Los vendedores no fueron Grupo Constructor Plata ni Rocío Flores, sino las hermanas Alejandra, Odilia, Celia, María, Nidia, Alicia, Olivia, Emilia y Ofelia García Hernández, propietarias rurales que vendieron su herencia. Así consta en la escritura 33529, disponible en la Dirección de Catastro y Registro Público de Zacatecas.

Poco menos de un mes después, el 27 de enero de 2016, Monreal Pérez cerró las negociaciones con Emilia García Hernández para comprarle un pequeño terreno más por $17,977 según la escritura 33669, y a finales de ese año, el 27 de octubre, finalizó sus transacciones con esta familia al comprarle a Olivia García Hernández otro terreno por $1,038,750 pesos, de acuerdo con la escritura 35322.

El 2 de febrero de 2017, Ricardo Monreal Pérez y su tío, David Monreal Ávila, adquirieron otro amplio terreno (3529 m2, según la escritura 5862) en El Salero, dentro del municipio de Guadalupe, Zacatecas, por $3,590,000 pesos. Las cosas sucedieron de nuevo al amparo del poder. Desde 2016, David Monreal es senador por el PT y actualmente se encarga también de coordinar la campaña de Andrés Manuel López Obrador en Zacatecas. David Monreal ha sido presidente municipal de Fresnillo y candidato a gobernador de su estado natal. Respecto a esta última propiedad, David Monreal y Ricardo Monreal Pérez se dividieron el costo, pagando cada quien $1,795,000 pesos.

Los Monreal son prácticamente los caciques de Zacatecas: los cargos públicos, las empresas y las propiedades a su nombre abundan. La prensa solo ha podido documentar una parte de su patrimonio, el cual se extiende con unas cuantas búsquedas en los registros públicos de la entidad.

La sumatoria de Ricardo Monreal Pérez es asombrosa. En 10 años adquirió por lo menos 10 propiedades, fundó dos empresas y construyó un hotel. Tan solo en bienes inmuebles, el hijo de Ricardo Monreal Ávila gastó 6.9 millones de pesos, sin contar lo que invirtió al constituir sus empresas y construir su hotel, y sin considerar que, probablemente, varias de sus propiedades le hayan sido vendidas a un costo muy bajo, inferior al costo de mercado, o hayan sido operaciones simuladas, como pago por los favores que su padre le dio a Grupo Constructor Plata de 2002 a 2004.

Los casos de corrupción y deshonestidad alrededor de Andrés Manuel López Obrador se multiplican con facilidad si se investiga mínimamente a su círculo de colaboradores cercanos y sus familiares. La supuesta cruzada contra la corrupción no es más que demagogia, y la trillada frase de que las escaleras se limpian desde arriba es un simple eslogan de campaña. Como ha demostrado PejeLeaks, si ganan la elección, López Obrador y MORENA solo representarían la sustitución de un grupo político por otro, con una nueva generación de corruptos que únicamente están esperando a asumir sus nuevos cargos en diciembre para incrementar sus fortunas sin que su líder supremo y los órganos de justicia mexicanos hagan nada para detenerlos ni para sancionarlos. Las pruebas son lo suficientemente claras y contundentes. La corrupción podría seguir siendo la forma de hacer política y negocios en México.